lunes, 19 de mayo de 2008

DECISIONES...

Decisión es una palabra dificil...
Primero, porque cuando uno la tiene que escribir duda siempre en dónde va la "c" y la "s"; y después por lo que ella en sí misma significa...
Me acuerdo que una vez escuché decir a un seminarista que nos daba catequesis en el colegio secundario lo siguiente: "toda elección implica una renuncia..."; lo cual hace que sea "jodido" tomar una "decisión".
Cuando nos toca "decidir" frente a varias alternativas, sabemos que con esa "elección" van a quedar varios caminos sin recorreer porque es uno solo el que se puede "elegir".
En lo particular, a mí me cuesta mucho tomar decisiones. No sé por qué, pero el decidir no me es nada facil ni agradable. A veces quisiera que otros lo hiciesen por mí, me facilitaría esta tarea...
Siempre frente a una encrucijada que implica la toma de alguna "decisión", solemos luego de haberla tomado, preguntarnos cuál hubiera sido el rumbo de los acontecimientos si hubiésemos escogido algunos de los caminos alternativos... Podemos suponer o imaginarnos cuál hubiera sido el resultado, pero la decisión finalmente ya fue tomada...
Acerca de las "decisiones", el libro de Susana Tammaro, "Dónde el corazón te lleve" (Best Seller), hacia su final hace referencia a este tema. Dice algo muy lindo y sensato, que quisiera compartir con ustedes.
Se trata del consejo de una abuela a su nieta, que se encuentra de viaje, y que le deja escrito en su libro de anotaciones donde registra cada acontecimiento desde que ella partió, a modo de carta.
Y dice lo siguiente:
"Y luego, cuando ante tí se abran muchos caminos y no sepas cuál recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda. Respira con la confiada profundidad con que respiraste el día que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga. Aguarda y aguarda más aún. Quédate quieta, en silencio, y escucha a tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve adonde él te lleve..."
Si alguno de ustedes está por tomar alguna decisión, espero que le sirva...
Un beso!

13 comentarios:

Steki dijo...

PRIIIIIIIIII!!!!!!
Hola Ro!
Lamentablemente yo sí soy de tomar decisiones.
Digo "lamentablemente" porque las decisiones más grandes que tuve que tomar no fueron "decisiones felices": mis dos divorcios.
Para tomar una decisión hay que hacer un discernimiento y eso es jodido.
A veces es fácil discernir entre el bien y el mal, lógico, no?
Lo complicado es discernir entre lo que uno considera bien y el bien. Pero uno tiene que decidir, finalmente. O lo que es menos peor.
BACI, STEKI.

Ericram dijo...

Si bien suelo tomarme mi tiempo para las decisiones importantes, en general no me he equivocado.
Además hay decisiones , y decisiones, ya que algunas son definitivas, y otras dan lugar a una vuelta de timón a tiempo.
Por supuesto que alguna vez he tenido que tomar alguna en cuestión de minutos, y luego me he cuestionado si fué correcto lo que hice, pero en fin, lo importante es mirar para adelante, y no quedarse lamentando toda la vida, porque eso si te impide avanzar.
Besos.

Roxana dijo...

Hola Steki! Qué hacés tanto tiempo???
Pasé por tu blog, pero para cuando un nuevo post, eh????
Si, hay veces que uno tiene que decidir entre dos opciones similares... No es lo mismo decidir cuando te toca entre algo bueno y algo malo... En ese caso es más facil...
Generalmente cuando uno se encuentra frente a una decisión importante como lo es la ruptura de una pareja y de una familia, es muy pero muy dificil y doloroso...
Pero es así la vida, un sin fin de decisiones...
Te mando un beso enorme y gracias por pasar!!

Roxana dijo...

Ericram!!! Cómo andás?
Sí, es verdad eso de no quedarse mirando para atrás y pensando qué hubiera pasado si uno hubiese tomado otra decisión... La vida continúa con los aciertos y errores propios, y hay que hacerse cargo.
Te mando un beso

El Gaucho Santillán dijo...

Hola Roxana, justo escribì mal la palabra "decisiòn· en el post del conejo!!!!! jajajajajajaja!!! pero no lo quise arreglar. Esa palabra siempre la escribo mal, soy asì.

Yo tomo muy buenas dexisiones, cuando la plata es de otro.
Si es mìa, seguro que pierdo todo!!!

Besos y saludos

Roxana dijo...

Gaucho!!! Vos sabés que yo también!!!! Antes de escribirla en el post la corroboré con el diccionario...jajajajaja
Será por algo inconsciente????
Aparte de ese detalle en tu post ni me dí cuenta...
Un beso y cuidate de las pesadillas con conejitos...jajajaja

Adalberto Remo dijo...

Roxana es la primera vez que paso por tu blog y esta sí ha sido una decisión inteligente, porque es muy acertado el consejo de la abuela. Con mi nieta Soledad tengo una relación única, porque hasta ella me da buenos consejos.
Besos.

Emilio Siciliani dijo...

Roxana, vengo del blog de Steki y tomo contacto con el tuyo recién ahora porque no sabía que habías inaugurado "tu casa" que refleja tan hermosos sentimientos.
Besos.

Roxana dijo...

Adalberto!!! Gracias por pasar y bienvenido!!!Yo siempre te leo, esas historias del cotidiano pero que han construído parte de este país, son imperdibles...
Qué bueno que puedas tener esa relación con tu nieta!!! Disfrutala que es lo más hermoso que la vida puede ofrecerle a uno, es la continuidad de parte de uno mismo en otra personita...
Te mando un beso

Roxana dijo...

Emilio!! Muchas gracias por pasar! Un gusto tenerte acá...
Me voy a dar una vuelta por tu blog...
Un beso

Mirko y su mosquito bailarín dijo...

Hola Roxana recien ahora me antero que tenías un blog, nos conocimos hace mucho en el Blog de la Malvada Bruja de Kastrelli, yo aunque no lo creas escribia mal decision hasta que utilice la regla de recordar la frase decir sion y como no me banco a los sionistas ya no lo escribo mal.

Te pongo ahora mismo como blog amigo.

Te escribo a tu mail, un beso.

Steki dijo...

Ro:
Cada vez con más color por acá!
Qué lindo corazón que pusiste.
Que tengas un feliz día de la Patria.
BACI, STEKI.

Claudia Sánchez dijo...

Hola Roxana:
Me siento totalmente identificada con este post.
Elegir es renunciar.
Decidir es lo mismo.
Yo hay decisiones que las tomo casi sin pensar y hay otras, generalmente importantes, que las tomo intempestivamente porque ya pasé todo un proceso interno y me sale de las entrañas.
Es como el ahora o nunca.
Lo que siempre trato es de no volver a replantearme la decisión cuando ya no hay vuelta atrás.
Yendo a lo banal, si ya te compraste los zapatos, para qué seguís mirando zapaterías?
Muy buen post! y gracias por tu visita, ya sabés, cuando quieras podés pasar un rato, así, al pasar.
Saludos!